Archivo de la etiqueta: ISO 9001:2015

ISO 9001:2015

La ISO más extendida en el mundo, la ISO 9001, en su nueva versión 2015, incluye el concepto “Enfoque Basado en el Riesgo” destinado a prevenir resultados no deseables. Quedarán afectadas por los cambios todas las organizaciones que estén certificadas en ISO 9001:2008, teniendo que adaptarse a la modificada ISO 9001:2015.

La gestión de riesgo se refiere a la incertidumbre en el alcance de los objetivos. Dicho así suena complejo pero a diario convivimos con el riesgo.
Vamos a poner un ejemplo:
Uno de los objetivos es realizar un evento para clientes al aire libre. Te enfrentas a diferentes riesgos que se irán resolviendo: elegir sitio, escoger fecha, seleccionar el merchandising, preparar la lista de los clientes. Gestionar con éxito estos riesgos es: hacer la reserva del lugar por si está muy solicitado, coger un mes que tenga una temperatura ideal, poner una carpa por si llueve, hablar con los proveedores para llegar a tiempo con los regalos, preparar con tiempo las invitaciones para los clientes.

El enfoque considera o tiene en cuenta, los riesgos en el ámbito de la organización para la planificación del nuevo sistema de gestión ISO 9001:2015. Esto deja a la Calidad en un lugar del cual no debió salir, el de “la prevención”. El Riesgo es el origen de las Acciones Preventivas, como la No Conformidad es el origen de las Acciones Correctivas.

En cuanto a las organizaciones se enfrentan a diversos riesgos:
Externos; cuestiones políticas, sociales, económicas y medioambientales.
Internos; desaciertos operativos, actuaciones inoportunas y decisiones equivocadas.
No todos los riesgos producen pérdidas ni son negativos, por eso hay que saber aprovechar las oportunidades que pueden presentar.

Habitualmente gestionamos el riesgo de forma automática, sin darnos cuenta, por ello es conveniente tomar consciencia para evitar sorpresas, es mucho mejor evitar olvidos y errores estableciendo una sistemática que a la larga será rentable.
Disponemos de la ISO 31000:2009 que facilita principios y directrices genéricas sobre la gestión del riesgo. Hay tenemos a las compañías aseguradoras que aparentemente surgieron en la edad media en forma de seguros al transporte marítimo, contra los piratas y los posibles naufragios. Se dice que el primer contrato de seguro surgió en 1347 en Génova (Italia), mientras que la primera póliza apareció en Pisa en el año de 1385.

Da igual que sea una pymes, micro-pymes o gran organización, no es el tamaño lo que importa, sino los posibles efectos si se hace mal (accidentes, pérdidas económicas, etc). Gestionar dichos riesgos será fácil si se sabe cómo. No hará falta hacer cambios ni inversiones traumáticas, pero el grado de implicación en el compromiso de la dirección y sus decisiones tendrán peso en la ISO 9001:2015.