FSC y PEFC – Cadena de Custodia

La adquisición de un producto certificado mediante Cadena de Custodia (FSC o PEFC)  garantiza al consumidor de sus productos la contribución a la conservación de los bosques y de los valores sociales, culturales y ambientales asociados a estos.

La certificación de la Cadena de Custodia aplica a empresas que elaboran, transforman o comercializan productos certificados FSC/PEFC. La certificación permitirá a su empresa:

  • Identificar y controlar sus fuentes de material certificado y material recuperado o reciclado.
  • Mostrar a sus consumidores que cumplen los requisitos del FSC/PEFC para el control de la madera y fibra no certificada.
  • Usar las marcas y etiquetas FSC / PEFC para promover sus productos en el mercado.

De esta manera, sus productos llegarán a los mercados correctamente identificados, de forma que el consumidor los puede reconocer mediante el logotipo correspondiente, un sello de ámbito mundial y reconocido por los valores ambientales y sociales que avala

Beneficios

  • Da confianza a los consumidores de que los productos forestales que consumen proceden de bosques que han sido gestionados de forma responsable, llevando a cabo prácticas respetuosas con el medio ambiente.
  • Asegura a los consumidores la procedencia legal de la madera de los productos que consumen, garantizando que ésta no procede de talas abusivas o ilegales.
  • Se diferencia positivamente de la competencia (a través de un logo propio, que demuestra la certificación de la CdC).
  • Facilita la apertura de nuevos mercados sensibles a aspectos medioambientales.
  • Disminuye el riesgo de sanciones y demandas.
  • Mejora nuestra imagen ante la Administración.