Planificación estratégica

Diseña planes estratégicos para el logro de tus objetivos y metas planteadas, establece los responsables así como los recursos necesarios, y haz un seguimiento eficaz de los mismos, independientemente del tamaño que tenga tu organización.

En nuestras organizaciones nos juntamos personas con el deseo o intención de actuar en un entorno concreto. Dedicamos muchas horas a hablar sobre lo que nos une, a crear o inventar ideas y actividades, y a tratar de poner en práctica lo que soñamos o queremos.

Pero no lo podemos hacer de manera desordenada o improvisada, inventando día a día o dependiendo de personas “geniales” que dominan y controlan todo. No es adecuado caminar cada día sin saber hacia dónde vamos, ni depender de unas pocas personas que nos señalen el camino.

Por todo ello, todas las organizaciones públicas o privadas, con/sin ánimo de lucro, necesitan trazar y ejecutar un plan estratégico. Se convierte en la hoja de ruta indispensable para gestionar eficazmente la estrategia y de esta forma poder alcanzar la visión organizacional o corporativa.

La planificación estratégica en las empresas debe constituirse como paso previo para la elaboración del plan de negocio (business plan), normalmente con el mismo horizonte temporal – de 2 a 5 años – a partir del cual se desarrollará el presupuesto anual y los planes operativos. De esta manera, el presupuesto tendrá su origen en la estrategia y no al revés.

Beneficios

  • Permite a la Gerencia tener una visión global de su organización y del entorno en el que opera.
  • Se establecen prioridades en la asignación de los recursos.
  • Contribuye a actividades ordenadas y con un propósito. Todos los  esfuerzos apuntan hacia los resultados deseados y se logra una secuencia efectiva de tales esfuerzos.
  • Reduce al mínimo la posibilidad de errores y sorpresas desagradables, ya que los objetivos, metas y estrategias se encuentran sometidos a un estudio riguroso.
  • Ayuda a prever los problemas antes que surjan y afrontarlos antes que se agraven.
  • Proporciona una base para el control de la organización.